Buenola nació en el año 1964, produciendo y comercializando una amplia gama de frutos secos. La fabricación se realizaba entonces en el tostadero propio situado en el barrio de Valdefierro (Zaragoza).

La marca ha ido creciendo y evolucionando desde los orígenes, adaptándose a los tiempos y a las necesidades del mercado, por esa razón, en el año 2000, el tostadero se traslada a unas nuevas instalaciones en el Polígono de Cogullada, ampliando significativamente la capacidad de producción y modernizando la maquinaria y los procesos.

En la actualidad, la gama de frutos secos Buenola se ha visto incrementada por nuevas variedades y formatos, llegando así a nuevos consumidores y canales de venta.

El éxito de la marca siempre se ha sustentado en la calidad del producto, seleccionando las mejores materias primas y respetando los procesos tradicionales.

¿Quieres saber más?